Por fin en casa. La contribución del Museo de Zaragoza a la conservación y puesta en valor de un casco de guerrero prerromano procedente del expolio.

Como consecuencia de las operaciones policiales Helmet I y Helmet II contra el expolio sistemático de una zona de la Celtiberia (suroeste de la provincia de Zaragoza, noroeste de la de Teruel y este de las provincias de Soria y Guadalajara y del consiguiente proceso judicial, ingresaron en el Museo de Zaragoza 9 264 objetos arqueológicos, en su mayoría de metal. Entre ellos destacan 106 fragmentos de chapa de bronce pertenecientes a un casco prerromano. Una vez en las dependencias museísticas fueron sometidos a un protocolo para garantizar su correcta conservación y catalogación. Acorde con la trascendencia de la pieza, dada la escasez de cascos de esta cronología, se tomó la decisión de restaurarlo para poder estudiarlo y exponerlo. En este trabajo se explican las intervenciones realizadas y sus resultados, así como una inicial valoración cronocultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.