Novedades sobre el Decumano Máximo de Caesaraugusta: La excavación de la Calle Manifestación 26-30.

José Francisco Casabona Sebastián

José Ignacio Royo Guillén, Judit Paraíso Sánchez

La arqueología urbana de Zaragoza ha dado a lo largo de las últimas décadas algunos reveladores hallazgos relacionados con el viario romano de Caesaraugusta y su evolución posterior. Especialmente importantes para el trazado original de sus principales arterias, han sido los descubrimientos en algunos puntos clave de su distribución urbanística. Las evidencias documentadas hasta el momento en algún vial de la ciudad, ofrecían una información aún insuficiente y sin demasiada contextualización estratigráfica o arqueológica, sobre los extremos del Decumano Máximo.  Dichos hallazgos pudieron ponerse en relación con las puertas Este y Oeste de la ciudad, pudiendo así confirmar el trazado general de esta calle su construcción en los primeros años de la fundación cesaraugustana y su fosilización a lo largo de una prolongada historia, en el viario actual correspondiente con las calles Manifestación y Mayor.

Con motivo de las obras de rehabilitación del edificio situado en la calle Manifestación 26-30, durante los años 2017-2019, se ha podido estudiar el subsuelo de la zona, documentando así un pequeño tramo de la margen izquierda de la calzada y acera del Decumano, que hemos puesto en relación con el resto de hallazgos del dicho vial, algunos con una excelente documentación estratigráfica y arqueológica, como los descubiertos bajo la iglesia de La Magdalena.  La intervención arquitectónica y arqueológica en el edificio de la calle Manifestación nº 26-30 y su subsuelo ha permitido conservar y musealizar dichos restos, por vez primera en la ciudad de Zaragoza, haciéndolo visible para el público en general, además de haber podido enmarcarlo en la evolución urbanística de la ciudad hasta la actualidad.

Desde el punto de vista de la edilicia romana, los restos estudiados confirman la monumentalidad de este vial, con grandes losas calcáreas de forma cuadrangular, así como aportan algunos elementos de cronología, por supuesto de su modulación y trazado general. Además, en este trabajo también se aborda la evolución de esta calzada en el contexto del desarrollo histórico y urbanístico de Zaragoza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.