La cerámica excisa de los Cintos de Armantes (Ateca, Zaragoza) como marcador de relaciones Ebro Meseta en los albores del primer milenio a.C.

Isidro Aguilera Aragón

El yacimiento de los Cintos de Amantes, situado en el alto Jalón, ha ofrecido una homogénea muestra de cerámica excisa representativa del valle medio del Ebro que su vez comparte ciertos estilemos con las decoraciones que aparecen en yacimientos post-Cogotas I de la cuenca de Henares. Esta simbiosis morfológica y ornamental subraya la conexión que se produjo entre ambos territorios a lo largo del Bronce final y Primera Edad del Hierro.

La mayor antigüedad de las producciones del estilo Redal, que aparecen en poblados de la vertiente norte del Sistema Ibérico, hace plantearnos la posibilidad, ya esbozada por otros autores, de que la aparición de esta peculiar alfarería en el centro del valle del Tajo esté vinculada o relacionada de alguna manera con la dinámica de dispersión de estos prototipos a través de la ancestral vía de comunicación que supone el curso del Jalón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.